¿El amor vende?

Últimamente no hacen más que saltarme en mis recomendaciones de Youtube los últimos anuncios de las marcas de moda. Evidentemente no voy a negar que a mí esto de los cookies me tiene súper fascinada y que agradezco mucho que se tengan en cuenta mis gustos a la hora de mostrarme contenido, pero este no es el tema de hoy, sino otro bien distinto: el amor. Me habéis pillado melodramática, reflexiva, en crisis existencial, qué se yo, el caso es que en esas visualizaciones nada más que hago ver historias de amor ¿soy yo? ¿Es el mundo? ¿Son las marcas de moda? ¿Son sus departamentos de marketing? Pues efectivamente de todas estas preguntas retóricas hay una que creo que obtiene un sí rotundo. Y es que en el mundo de las grandes marcas no hay nada que venda más que una buena historia de amor.

Los perfumes son la excusa, la llave maestra para mostrarnos todo un universo interior que no lleva a otra cosa que a crear un vínculo especial con lo que se nos muestra. Y esto no es nuevo en el mundo de la publicidad, porque solo nos basta pensar en Coca-Cola para darnos cuenta de cómo funciona. Y si nos fijamos más allá del perfume, quizás podamos darnos cuenta del tributo constante a los artículos de la marca: pendientes, cojines, fundas para el móvil, toda una iconografía de cosas, además de la grabación en sí misma que hace que pensemos en esta empresa y no en la competencia, que es al fin y al cabo de lo que se trata.

Uno de los que más me ha gustado ha sido la última apuesta de Chanel en la que una guapísima Gisele Bundchen nos sorprende haciendo surf y sufriendo por amor como una mortal cualquiera. En este caso Chanel anuncia su emblemático perfume Nº 5. ¡A ver qué os parece!

Y si como digo el apelativo sensitivo siempre ha estado ligado al mundo del marketing ¿es en caso de las mujeres más sensible a virar en torno a la vida en pareja? ¿Necesitamos esa historia para comprar un perfume? ¿Para sentirnos poderosas? ¿Para pensar que todas, independientemente de dónde estemos o con quien, hemos pasado en algún momento por lo mismo?

Sea como sea no hay duda de que funciona porque uno a uno he ido recordando los anuncios que igual que el primero narran historias de amor y los recuerdo todos a la perfección.

En la línea de Coco Mademoiselle de Chanel me encantaba este de Keira Knightley.

Close the door… Decía ella, ¿lo recordáis?

Y en este, que es otro que me ha saltado en el lateral de la red social de vídeos, otra vez Gisele se enamora. Es de Carolina Herrera y por cierto puedo decir a ciencia cierta que este año está siendo el año de la top brasileña porque se la rifan en todas las campañas.

¿Y quién no recuerda el tan famoso: Chloé tu est là? Je sais que tu est là…?

Lo confieso es otro de mis favoritos… Aunque es el antiguo y yo ya he visto una nueva versión, que anuncia el nuevo perfume de la marca que casualmente se llama Love Story. Podéis ver ambos aquí:

En este caso un perfume de hombre, pero el mismo mensaje que viene de la mano de Robert Pattinson para anunciar el Homme de Dior.

Y para terminar Dolce & Gabbana, con una historia tan italiana  que no nos hace falta ver los créditos para saber que es obra de una de las marcas más románticas del panorama (en cuanto a su estilo) que existe actualmente. Anuncia Dolce, su nuevo perfume.

Y después de esta dosis de inspiración amorosa ¿qué os sugiere a vosotros esta nueva tendencia publicitaria? ¿Os convencen sus historias de amor o debemos tener claro que no es más que ficción para multiplicar ventas?

¿Me he dejado algún spot digno de mencionar? ¡Contadme!

Setefil
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s