El abuelo que saltó por la ventana y se largó

Hoy os vengo a hablar de un libro que me ha encantado. La verdad es que hacía tiempo que me lo quería leer porque al verlo en una librería que hay en Santa Justa me resultó super divertido su título. Últimamente estoy en esa etapa lectora en la que huyes de las grandes complicaciones literarias y los dramones y tras empezar a leer una obra de Isabel Allende, que no diré porque quiero leerla, la dejé. Me apetecía mucho leer algo más divertido y vaya si lo encontré. Para colmo una recomendación lectora de esas personas que de verdad conocen tus gustos vino en el momento más oportuno “no te arrepentirás” ¿para qué más? Me lo compré y lo he devorado, porque es de esas obras que te permiten hacerlo.

Empiezo por el principio. Allan Karlsson es un abuelo centenario que está a punto de recibir su fiesta de cumpleaños precisamente por cumplir los 100. A ella asistirán los mandatarios políticos locales, la prensa y por supuesto todo el personal y abueletes de la residencia en la que está viviendo desde hace algún tiempo. Allan no es un hombre convencional por eso justo antes de que la enfermera abra la puerta de la habitación 1 de la residencia, éste ha escapado por la ventana en busca de aventuras.

A partir de este momento crucial todo lo demás es un caos surrealista de esos que a medida que los vas leyendo no te parecen nada surrealistas porque en absoluto lo son. A partir de este momento vas descubriendo la personalidad de Karlsson, un experto en explosivos sueco sin opinión respecto a nada que ha tomado partida en la mayoría de los acontecimientos importantes del siglo XX.

el-abuelo-que-salto-por-la-ventana-y-se-largo-9788498384161

Una crítica constante que su autor Jonas Jonasson, periodista de profesión, hace a todo lo que nos rodea con el humor más simple del que es capaz, provocando que mientras leas hagas autocrítica de casi todo en lo que actualmente crees firmemente: la religión, la política, la educación, el mundo del periodismo (por la parte que me toca no puede estar más en lo cierto), la nacionalidad…

Y lo que al principio pudieras pensar que se debe al juicio perjudicado de un anciano descubres que no es más que la lucidez de un joven extraordinario más sensato que cualquier persona que nos hayamos dejado influenciar por los acontecimientos.

Mi consejo: te ríes mucho y si os gusta la historia contemporánea también puedes aprender, salvando las distancias y entendiendo que lo que lees es ficción. Yo creo y no titubeo al decirlo que es el mejor libro que me he leído este año y, no es por nada, pero soy una auténtica rata de biblioteca.

¿Qué, os hace esta lectura?

Setefil
Anuncios

4 comentarios en “El abuelo que saltó por la ventana y se largó

  1. Es cierto estoy de acuerdo, el escritor intenta quitar hierro al asunto político en algunos casos hasta el punto de que algunos mandatarios parezcan santos que solo te invitan a comer jaja
    Estoy de acuerdo en que nunca se puede ser tan imparcial, pero hay que verlo como parte de la sátira ¿si todos fuéramos Allan Karlsson el mundo sería tal como es?Te sigo y seguimos en contacto, buen debate el que creaste!
    xxx

  2. jajaja uno de los últimos libros que me ha hecho reír como enano jajaja
    Una genial historia, aunque algunas veces me cuesta comprender la oxidada manera de analizar las cosas del personaje al final, con ayuda de algunos comentarios en mi blog entendí que ese personaje, tal cual, es Forest Gump y viéndolo desde esa perspectiva lo disfrute aún más jajaja
    Excelente reseña y una mejor recomendación.

    http://contraelpromediomexicano.com/2013/01/02/fin-el-abuelo-que-salto-por-la-ventana-y-se-largo/

    1. Me alegro de que te haya gustado. A mi sin embargo me supone una autocrítica de todo lo que consideramos correcto y un análisis previo que hace que pienses que su personaje es un loco (tal vez por su edad algo de locura senil) después se contradice cuando avanzas, y te das cuenta de que es más cuerdo que cualquiera de nosotros.

      Gracias por comentar!
      xxx

      1. Es demasiado “inocente” al punto de llegar a desesperar. Ese es uno de mis más fuerte argumentos contra el libro.
        Y esto no lo digo por sus aventuras “reciente” lo digo por el repaso en el tiempo y algunas acciones muy inverosímiles. Esto quedó “aclarado” en un comentario al hacer la comparación con Forest, aunque no muy convencido es buena la relación, pero Forest tenía un problema mental muy notorio mientras que al parecer el abuelo solo era “buena gente”.

        Fuera de ese detalle y las constantes desesperaciones por sus acciones… o las que dejaba de hacer me pareció un excelente libro para divertirse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s