La transformación de MANGO

Toda buena compradora compulsiva sin apenas tiempo aboga por escoger una estrategia cada vez que visita un centro comercial o el centro de cualquier ciudad: escoge. Sí, escoge porque no todas las tiendas ofrecen lo que se va buscando, aunque alguna que otra vez aparezcan sorpresas inesperadas. Por consiguiente están las tiendas marginadas. En mi caso esto pasaba con Mango, cuando apenas era una pipiola y el estilo ejecutivo de esta marca me hacía creer que era para viejunis. Aparte de eso un precio desorbitado para mi apurada economía.

1344600465_2Tienda-Mango

Pues bien, eso ha cambiado tanto que me pregunto qué se les ha pasado por la cabeza para cambiar de público. Ropa mucho más actual, a menor precio (y calidad, porque se nota baaaastante) y una embajadora de lo más trendy: la mismísima Kate Moss.

725ea25495bb0g

kate-moss-mango-spring-summer-2012

Ni que decir tiene que ahora entro mucho más que antes a los mangos del mundo, pero ¿es una buena decisión? El éxito de una empresa y más si es de moda es ¿renovarse o morir?

Setefil
Anuncios

Un comentario en “La transformación de MANGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s